Trabajo en equipo

Imagen

 

Estoy convencido de que el trabajo en equipo o colaborativo alberga más ventajas que inconvenientes. El hecho de aunar en la consecución de un proyecto y objetivos diferentes perfiles con diversos conocimientos, experiencias y puntos de vista es mucho más enriquecedor que la percepción única.

Para que el trabajo en equipo llegue a unos resultados óptimos es necesario contar con una buena coordinación, reparto y asignación de tareas, seguimiento de las mismas para cumplir con los plazos y un control de los resultados.  

El trabajo en equipo ofrece asimismo resultados bastante óptimos en la clase de lenguas extranjeras. Vemos como la consecución de una tarea se puede llevar a cabo por un grupo de alumnos, con diferentes estilos de aprendizaje, y llegar a unos resultados donde todos han aportado algo propio y a su vez han ayudado de manera colaborativa al resto del grupo.

Cuando tienes que realizar una labor en grupo, pero con un conjunto de personas que vive y trabaja en diferentes lugares del mundo, sirviéndote para ello de herramientas y recursos de la red, la empresa tiene que estar, a mi juicio, mejor coordinada. Esto es así porque el conjunto de personas tiene diferentes ocupaciones y horarios, distintas responsabilidades y tiempos para el trabajo en equipo.Todo esto si además viven en países con diferentes zonas horarias.

Según mi experiencia y a modo de decálogo, quiero apuntar aquí una serie de principios que facilita esta empresa del trabajo colaborativo en la red:

  1. Es importante precisar qué canales de información y herramientas de comunicación se van a utilizar. Al respecto hay que evitar el uso innecesario de herramientas múltiples que luego la mayoría del grupo no utiliza.
  2. Es necesario que alguien asuma las funciones de coordinación y, si es necesario, de representación del grupo.
  3. Hay que delimitar bien las tareas, haciendo un reparto equitativo del trabajo.        
  4. Siempre hay que ir estableciendo plazos y calendarios, así como realizar un seguimiento de los mismos.
  5. El grupo tiene que conocer la disponibilidad de cada uno de los miembros. Si se piensa estar desconectado varios días, hay que avisar.
  6. La información y el diálogo tiene que ser fluido. Todos los miembros del grupo tienen que conocer el cómo y el por qué de cada labor realizada.
  7. Todos los miembros del grupo se encuentran en igualdad de condiciones. Quiere decir esto que tienen derecho para aprender del compañero y para que el compañero aprenda de él.
  8. No perder la paciencia con el manejo de las herramientas digitales.
  9. En caso de fijar un hangout, hay que hacer una planificación previa de los puntos a tratar en el mismo.

   10. El respeto a la persona virtual es el principio más importante de la convivencia en la red.

Si se saben conjugar de manera lógica todos estos principios, el trabajo colaborativo en la red puede ser muy gratificante. En mi caso particular con esta experiencia he aprendido de algunos compañeros cómo realizar determinadas tareas, cómo llevar a resultados óptimos la consecución de un proyecto común dentro de un buen clima de trabajo y, también, a tener paciencia con el manejo de los nuevos recursos tecnológicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s